Consejos para reducir el tamaño de las porciones

 

¿Sabías que comer 100 calorías extra al día puede llevar a aumentar 4,5 kg al año? ¿Cómo podemos saber cuantas calorías estamos comiendo?
No hace falta estar pesando todo lo que comemos, simplemente viendo el tamaño de las porciones podremos saber si nos hemos pasado o no.

El tamaño de la porción es más visual, y es más práctico si comemos fuera (en un restaurante no podemos estar pesando los alimentos). En este post te queremos dar unas sencillas recomendaciones para reducir el tamaño de las porciones.

Al comer en casa:

  • Masticar despacio
  • Utilizar un plato de postre en vez de uno llano
  • Llenar un tercio del plato con verduras o ensalada
  • En vez de comer directamente de un paquete grande, servir una porción individual en un recipiente pequeño
  • Servir la comida en platos individuales para evitar añadir más cantidad
  • Congelar o guardar las sobras nada más servir para no repetir
  • Evitar comer mientras ves la televisión, ya que se come más cantidad cuando estas distraído
  • Ver el tamaño recomendado de porción en el paquete y ceñirse a él
  • El alcohol contribuye a la ingesta de calorías. Si te gusta un vaso ocasional de vino o cerveza, utiliza uno pequeño en lugar de uno grande. Compra solo lo que vayas a beber en la semana.

Al comer fuera de casa:

  • Pedir un tamaño pequeño de comida alta en calorías (pizza o patatas fritas)
  • Pedir media porción o compartir el postre
  • No es obligatorio terminar el plato. Pide que te lo pongan para llevar
  • Beber un vaso de agua antes de empezar a comer o pide de primero una ensalada para llenarte

Al comprar alimentos:

  • No comprar los alimentos que más te gustan o que comes en exceso
  • Hacer una lista y ceñirse a a ella
  • Comprobar el número de porciones en los alimentos previamente envasados, un paquete puede contener más de una porción
  • Tratar de comprar el tamaño más pequeño y evita los formatos familiares
  • Comprar sólo lo que necesites a la semana
  • No pasar por los pasillos de los snacks, y bollerías
  • Ir a comprar siempre después de comer, nunca debes ir a comprar con hambre, pues comprarás más

Es importante recordar que los niños pequeños no necesitan una porción de adulto. No les obligues a comer todo lo que hay en el plato (a no ser que se haya puesto una acción adecuada a sus necesidades) , pues a lo mejor ya se han llenado.

Aunque parece muy complicado, controlar el tamaño de las porciones no es tan difícil.

 
 
     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IX Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria

Presentación

Comités

Abstracts

Programa

Secretaría Técnica

 


Teléfono: 91.662.46.50
     
 
 
© SENC2012.com